Últimos temas
» Cambio de raza y/o rango
Vie Jun 24, 2016 3:17 pm por Admin

» Baúl de personajes
Vie Jun 24, 2016 3:16 pm por Admin

» Pide tu color
Vie Jun 24, 2016 3:15 pm por Admin

» Votación premios del mes de Junio
Vie Jun 24, 2016 3:10 pm por Admin

» Bloooooodline
Vie Jun 24, 2016 3:09 pm por Admin

» Solicita tu personaje (tvd)
Vie Jun 24, 2016 2:02 pm por Admin

» Solicita tu personaje (TW)
Vie Jun 24, 2016 2:00 pm por Admin

» Solicita tu personaje (TO)
Vie Jun 24, 2016 1:57 pm por Admin

» Personajes Principales de The Vampire Diaries
Vie Jun 24, 2016 1:50 pm por Admin

Afiliados Hermanos
0 de 5
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.

» Limpieza de afiliados efectuada el 31/05/16

Redes sociales:
Directorio
0 de 10
Afiliados Elite
0 de 39

Chanel E. Vial

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Chanel E. Vial

Mensaje por Admin el Vie Jun 24, 2016 12:38 am

nChanel E. Vial
19 años| Parisina| Bruja| Heterosexual| Lindsay Hansen
Be proud, be loud. be shout.

Historia del personaje
Nacida como Elodie Eluchans, fue hija de un humano normal y corriente y de una bruja del aquelarre del centro de París. La hija más pequeña de tres retoños, siempre fue objeto de las travesuras de sus hermanos mayores. Desde pequeña, y al igual que sus hermanos, vivió una vida completamente dual; iba a la escuela como cualquier humano normal pero por las tardes iba al aula del aquelarre a practicar magia. Aunque sus hermanos al principio se mofaban de que sus poderes eran inferiores a los de ellos, la pequeña no tardó mucho en mejorar, incitada por las burlas de sus hermanos.

Y así es como, con seis simples años, consiguió entrar a las clases que su hermano de diez años recibía. Esto hizo que el del medio, de ocho años, se picase y un día en el que los tres hermanos se habían retado a un duelo de hechizos, el mediano le retorció el cuello a la cocinera de la mansión, que justo pasaba por el salón para servirle el té a Marie, la madre. A parte de la muerte de la cocinera, en primeras instancias, no hubo más consecuencias. Pero según pasaban los días, los poderes del mediano se iban viendo menguados, hasta el día antes de la luna llena, cuando perdió todos sus poderes. Esa misma noche el chico se transformó en lobo, revelándole a todo el aquelarre y a la familia que ese hijo no era de Dante Eluchans, como todo el mundo pensaba.

Dante, muy indignado, decidió llevarse a sus supuestos dos hijos biológicos, pero su esposa se lo impidió revelándole que Elodie tampoco era hija suya, aunque no especificó quién era el padre. Tras eso, nunca más se volvió a saber del primogénito ni del padre.

Aunque el hermano de Elodie no podía practicar magia, el aquelarre accedió a los ruegos de su madre de mantenerle en él. Elodie siguió progresando como bruja, resultando ser a sus dieciséis años, la segunda mejor bruja del aquelarre. Por ese motivo, fue propuesta para la cosecha, en la que participó voluntariamente hasta que revisó el grimorio del aquelarre y descubrió en qué consistía realmente. Elodie le expuso su retractación a su madre, pero esta le dijo que se dejase de tonterías, que debía hacerlo por el bien del aquelarre y que no habían hecho todo ese trabajo para que ahora ella lo echase todo a perder.

Elodie cada día estaba más nerviosa por la incipiente llegada de la siega, y su madre lo notaba. La castaña no quería formar parte de ese ritual, aunque la vida del aquelarre dependiese de ello, pero tampoco tenía un lugar donde refugiarse si huía de allí. La noche tan temida llegó, y Elodie fue colocada la penúltima de las chicas de la cosecha, y observó con terror como asesinaban a sus amigas en el nombre del aquelarre, intentó buscar ayuda en los ojos de su última compañera, pero esta observaba tranquilamente como sus amigas se desangraban sobre el altar.

Por suerte, su hermano y su madre interrumpieron el ritual y la sacaron de allí, derramando mucha sangre en el cementerio. Huyeron a los suburbios de la ciudad, donde se compraron un piso muy pequeño donde no destacarían. Pero las brujas no les dejaron ni tres meses de tranquilidad antes de aparecer una noche en la granja para llevarse a Elodie. Marie murió intentando proteger a sus hijos, que estuvieron a punto de caer ante las brujas de no haber intervenido alguien inesperado; el que siempre habían considerado su hermano mayor, llegó en el momento justo para acabar con las brujas que quedaban.

Sacó a sus hermanos menores de la casa y tomaron un barco a América. Una vez embarcados, les contó que tras ir a Londres, su padre le había revelado la verdad sobre Elodie, que nunca había visto pero siempre había tenido delante de sus narices: meses antes del nacimiento de la niña, había llegado de Italia un brujo que fue recibido muy bien en el aquelarre, el cual se rumoreaba que debía tener sangre Bennet o algo así, lo cual sería muy bien recibido por los ancestros del aquelarre, ya que la cosecha cada vez era más débil y la magia que obtenían de las consagraciones no daba a basto para el aquelarre cada vez más numeroso. Marie había sido su guía por la ciudad, hasta que un día aquel brujo desapareció, y el aquelarre ni siquiera se preocupó de ello.

Desembarcaron en Philadelphia, pero en lugar de quedarse allí, siguieron huyendo hasta Nueva Orleans, donde se asentaron en una calle cercana al barrio francés pero no dentro de este, quedando al margen de todo lo que ocurría allí. El hermano mayor pidió ayuda a la conocida bruja Mikaelson para que los ocultase de la magia de las brujas de París, y esta aceptó, por motivos que Elodie aún desconoce. Dos años pasaron, y no tuvieron noticias del aquelarre hasta que aparecieron cuando Elodie se iba a reunir con unas amigas suyas en el centro de la ciudad, signo de que ya había rehecho su vida. Como no estaban en terriotio de su aquelarre, fue rápidamente inmovilizada y llevada a París nuevamente, donde la consagraron y posteriormente revivió.

Una vez hecha su consagración, Elodie, que se cambió el nombre por Chanel para señalar su nueva vida y tomó el apellido de su madre, se fue del aquelarre tras dejarles claro lo que pensaba de ellos, aunque más bien la echaron cuando comenzó a quemar el cementerio. Tomó un vuelo a Nueva Orleans tras saldar un par de cuentas con ciertas brujas de su antiguo aquelarre, pero como no encontraba a sus hermanos por ninguna parte y estaba completamente despojada de toda su magia, se vio empujada a asistir a las brujas del aquelarre francés, que la echaron del cementerio sin más miramientos.

Tras esta negativa, Chanel se vio obligada a acudir a la bruja a la que había acudido su hermano dos años atrás, cuando llegaron a Nueva Orleans, Freya Mikaelson. No es que no le estuviese agradecida, incluso la admiraba; pero la historia de los hermanos originales era conocida por todo el mundo, y aunque su hermanos se había atrevido a pedirle ayuda, Chanel no se sentía capacitada para acercarse al hogar de los Mikaleson temiendo ser mal recibida. Pero tras un poco de estudio, consiguió acercarse a Freya en un momento en el que ninguno de los temidos Mikaelson estaban con ella, exponiéndola sus problemas. Esta, que la recordaba perfectamente, decidió ayudarla consagrándola en Nueva Orleans para que pudiese utilizar sus poderes también allí. Pero aún así, no puede localizar a sus hermanos.

Personalidad
Chanel es una chica con muchas cualidades, pero también con bastantes defectos. Es una chica sincera, lista, valiente y dispuesta a conseguir lo que se propone, pero también una chica de carácter fuerte, efusiva, dispuesta a pisotear a quién haga falta para salirse con la suya. Perder no está en sus opciones, y sabe medir sus fuerzas, si no puede ganar, no participará. No comprende porque hay menospreciaciones, para ella son estereotipos que crea la sociedad que teme reconocer que todos somos iguales y tenemos los mismos orígenes.

Es una chica muy muy enérgica, y normalmente tiene una sonrisa en la cara, y si no la tiene ya puedes apartarte de su camino porque no tiene un buen día. Tiende a prejuzgar a las personas, pero porque Chanel es una de esas personas que tienen que tener todo cuadriculado y clasificado en su cabeza, ya que sino se irrita. Defiende la palabra ante la violencia, pero si la tocas las narices no dudará en dejarte un ojo morado. Habla y habla sin parar, le encanta el chismorreo, es demasiado curiosa y encontrarás una persona muy extrovertida en ella. No sabe cuando se debe callar, no soporta que le digan lo que tiene que hacer y siempre tiene que salir a la defensa de los que le caen más o menos bien,.

Es una cabezota de las buenas, y si se le mete algo en la cabeza no hay forma de hacerla cambar de idea. Si eres su amigo, tienes suerte, porque es una gran chica que necesita alguien que sujete los pájaros de su cabeza; pero si por el contrario, no le caes bien, prepárate.


code:

Código:
<center><div id="tab-cuerpo"><div id="tab-tit">nombre del personaje</div><div id="tab-info">19 años| Parisina| Bruja| Heterosexual| Lindsay Hansen</div><div id="tab-img" style="background: url('http://data.whicdn.com/images/146667094/original.gif')center;"></div><div id="tab-frase">Be proud, be loud. be shout.
</div>
<div id="tab-sub">Historia del personaje</div><div id="tab-cont2">Nacida como Elodie Eluchans, fue hija de un humano normal y corriente y de una bruja del aquelarre del centro de París. La hija más pequeña de tres retoños, siempre fue objeto de las travesuras de sus hermanos mayores. Desde pequeña, y al igual que sus hermanos, vivió una vida completamente dual; iba a la escuela como cualquier humano normal pero por las tardes iba al aula del aquelarre a practicar magia. Aunque sus hermanos al principio se mofaban de que sus poderes eran inferiores a los de ellos, la pequeña no tardó mucho en mejorar, incitada por las burlas de sus hermanos.

Y así es como, con seis simples años, consiguió entrar a las clases que su hermano de diez años recibía. Esto hizo que el del medio, de ocho años, se picase y un día en el que los tres hermanos se habían retado a un duelo de hechizos, el mediano le retorció el cuello a la cocinera de la mansión, que justo pasaba por el salón para servirle el té a Marie, la madre. A parte de la muerte de la cocinera, en primeras instancias, no hubo más consecuencias. Pero según pasaban los días, los poderes del mediano se iban viendo menguados, hasta el día antes de la luna llena, cuando perdió todos sus poderes. Esa misma noche el chico se transformó en lobo, revelándole a todo el aquelarre y a la familia que ese hijo no era de Dante Eluchans, como todo el mundo pensaba.

Dante, muy indignado, decidió llevarse a sus supuestos dos hijos biológicos, pero su esposa se lo impidió revelándole que Elodie tampoco era hija suya, aunque no especificó quién era el padre. Tras eso, nunca más se volvió a saber del primogénito ni del padre.

Aunque el hermano de Elodie no podía practicar magia, el aquelarre accedió a los ruegos de su madre de mantenerle en él. Elodie siguió progresando como bruja, resultando ser a sus dieciséis años, la segunda mejor bruja del aquelarre. Por ese motivo, fue propuesta para la cosecha, en la que participó voluntariamente hasta que revisó el grimorio del aquelarre y descubrió en qué consistía realmente. Elodie le expuso su retractación a su madre, pero esta le dijo que se dejase de tonterías, que debía hacerlo por el bien del aquelarre y que no habían hecho todo ese trabajo para que ahora ella lo echase todo a perder.

Elodie cada día estaba más nerviosa por la incipiente llegada de la siega, y su madre lo notaba. La castaña no quería formar parte de ese ritual, aunque la vida del aquelarre dependiese de ello, pero tampoco tenía un lugar donde refugiarse si huía de allí. La noche tan temida llegó, y Elodie fue colocada la penúltima de las chicas de la cosecha, y observó con terror como asesinaban a sus amigas en el nombre del aquelarre, intentó buscar ayuda en los ojos de su última compañera, pero esta observaba tranquilamente como sus amigas se desangraban sobre el altar.

Por suerte, su hermano y su madre interrumpieron el ritual y la sacaron de allí, derramando mucha sangre en el cementerio. Huyeron a los suburbios de la ciudad, donde se compraron un piso muy pequeño donde no destacarían. Pero las brujas no les dejaron ni tres meses de tranquilidad antes de aparecer una noche en la granja para llevarse a Elodie. Marie murió intentando proteger a sus hijos, que estuvieron a punto de caer ante las brujas de no haber intervenido alguien inesperado; el que siempre habían considerado su hermano mayor, llegó en el momento justo para acabar con las brujas que quedaban.

Sacó a sus hermanos menores de la casa y tomaron un barco a América. Una vez embarcados, les contó que tras ir a Londres, su padre le había revelado la verdad sobre Elodie, que nunca había visto pero siempre había tenido delante de sus narices: meses antes del nacimiento de la niña, había llegado de Italia un brujo que fue recibido muy bien en el aquelarre, el cual se rumoreaba que debía tener sangre Bennet o algo así, lo cual sería muy bien recibido por los ancestros del aquelarre, ya que la cosecha cada vez era más débil y la magia que obtenían de las consagraciones no daba a basto para el aquelarre cada vez más numeroso. Marie había sido su guía por la ciudad, hasta que un día aquel brujo desapareció, y el aquelarre ni siquiera se preocupó de ello.

Desembarcaron en Philadelphia, pero en lugar de quedarse allí, siguieron huyendo hasta Nueva Orleans, donde se asentaron en una calle cercana al barrio francés pero no dentro de este, quedando al margen de todo lo que ocurría allí. El hermano mayor pidió ayuda a la conocida bruja Mikaelson para que los ocultase de la magia de las brujas de París, y esta aceptó, por motivos que Elodie aún desconoce. Dos años pasaron, y no tuvieron noticias del aquelarre hasta que aparecieron cuando Elodie se iba a reunir con unas amigas suyas en el centro de la ciudad, signo de que ya había rehecho su vida. Como no estaban en terriotio de su aquelarre, fue rápidamente inmovilizada y llevada a París nuevamente, donde la consagraron y posteriormente revivió.

Una vez hecha su consagración, Elodie, que se cambió el nombre por Chanel para señalar su nueva vida y tomó el apellido de su madre, se fue del aquelarre tras dejarles claro lo que pensaba de ellos, aunque más bien la echaron cuando comenzó a quemar el cementerio. Tomó un vuelo a Nueva Orleans tras saldar un par de cuentas con ciertas brujas de su antiguo aquelarre, pero como no encontraba a sus hermanos por ninguna parte y estaba completamente despojada de toda su magia, se vio empujada a asistir a las brujas del aquelarre francés, que la echaron del cementerio sin más miramientos.

Tras esta negativa, Chanel se vio obligada a acudir a la bruja a la que había acudido su hermano dos años atrás, cuando llegaron a Nueva Orleans, Freya Mikaelson. No es que no le estuviese agradecida, incluso la admiraba; pero la historia de los hermanos originales era conocida por todo el mundo, y aunque su hermanos se había atrevido a pedirle ayuda, Chanel no se sentía capacitada para acercarse al hogar de los Mikaleson temiendo ser mal recibida. Pero tras un poco de estudio, consiguió acercarse a Freya en un momento en el que ninguno de los temidos Mikaelson estaban con ella, exponiéndola sus problemas. Esta, que la recordaba perfectamente, decidió ayudarla consagrándola en Nueva Orleans para que pudiese utilizar sus poderes también allí. Pero aún así, no puede localizar a sus hermanos.</div>
<div id="tab-sub">Personalidad</div><div id="tab-cont2">Chanel es una chica con muchas cualidades, pero también con bastantes defectos. Es una chica sincera, lista, valiente y dispuesta a conseguir lo que se propone, pero también una chica de carácter fuerte, efusiva, dispuesta a pisotear a quién haga falta para salirse con la suya. Perder no está en sus opciones, y sabe medir sus fuerzas, si no puede ganar, no participará. No comprende porque hay menospreciaciones, para ella son estereotipos que crea la sociedad que teme reconocer que todos somos iguales y tenemos los mismos orígenes.

Es una chica muy muy enérgica, y normalmente tiene una sonrisa en la cara, y si no la tiene ya puedes apartarte de su camino porque no tiene un buen día. Tiende a prejuzgar a las personas, pero porque Chanel es una de esas personas que tienen que tener todo cuadriculado y clasificado en su cabeza, ya que sino se irrita. Defiende la palabra ante la violencia, pero si la tocas las narices no dudará en dejarte un ojo morado. Habla y habla sin parar, le encanta el chismorreo, es demasiado curiosa y encontrarás una persona muy extrovertida en ella. No sabe cuando se debe callar, no soporta que le digan lo que tiene que hacer y siempre tiene que salir a la defensa de los que le caen más o menos bien,.

Es una cabezota de las buenas, y si se le mete algo en la cabeza no hay forma de hacerla cambar de idea. Si eres su amigo, tienes suerte, porque es una gran chica que necesita alguien que sujete los pájaros de su cabeza; pero si por el contrario, no le caes bien, prepárate.</div></div>
avatar
Ver perfil de usuario http://foropruebasskin.forosweb.net
Mensajes :
83

Fecha de inscripción :
23/06/2016

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.